Un gran porcentaje de los usuarios de internet reutilizan y reciclan su usuario y contraseña en todas sus cuentas, lo cual facilita el robo de la información personal.

Credenciales robadas

El robo de credenciales de acceso a diferentes páginas o apps ocurre por el uso de contraseñas inseguras, que se utilizan en diferentes cuentas. Estos datos muchas veces quedan expuestos a raíz de las filtraciones que surgen por la explotación de vulnerabilidades en diferentes plataformas.

Si la combinación de usuario/contraseña se filtra por un ataque informático en algún sitio o aplicación, esa información puede ser utilizada por ciberdelincuentes para ingresar a otras plataformas donde ese usuario tiene cuentas.

 

Cómo protegerse de este tipo de ataques

Genere contraseñas robustas, es decir que combinen letras, números y signos. Una opción puede ser utilizar las iniciales de alguna frase para que la combinación no sea tan evidente y por lo tanto, en principio, pueda ser más resistente a un posible ataque.

Otro aspecto importante es cambiar las claves de manera frecuente y no utilizar las mismas claves en todos los sitios. Porque, como ya se explicó, si se filtra la información de algún sitio hackeado, esos datos pueden empleados por atacantes para ingresar en otros sitios vinculados al usuario y afectar la privacidad de las personas.

Lo más importante es activar un segundo factor de autenticación en todas las plataformas que ofrezcan esta opción ya que de hacerlo, aun cuando el ciber atacante obtenga tu contraseña no podrá acceder a tu cuenta porque para hacerlo se le requerirá un token de activación que sólo estará en tu poder.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Abrir chat
¿Necesitas ayuda?