Las mascotas son seres importantes que están directamente ligados con el desarrollo humano por su papel relevante en el desarrollo emocional, afectivo y psicológico del individuo.

En este contexto, ejercer la tenencia de una mascota implica asumir una serie de responsabilidades que recaen directamente en los propietarios y tenedores, quienes tienen la obligación de brindarles el bienestar y los cuidados necesarios para su correcto desarrollo, con el fin de mantener una adecuada relación entre el animal y el ser humano.

Si usted es un dueño o tiene una mascota bajo su cuidado, asegure su bienestar y supervivencia; por lo que es necesario satisfacer sus necesidades básicas:

  • Alimentación.
  • Espacio y protección de las condiciones ambientales.
  • Limpieza y desinfección del lugar donde habita la mascota.
  • Cuidados sanitarios.
  • Cariño y respeto.

Un dueño responsable nunca:

  • Abandona a su mascota.
  • Permite que deambule libremente en la calle.
  • Permite que se alimente de basura o desperdicios.
  • Permite que se reproduzca descontroladamente.

Si usted es un dueño responsable debe evitar que su mascota pueda transformarse en un riesgo para la salud de la familia, vecinos, otros animales o el ambiente.  Mantenga su esquema de vacunación e implemente medidas para garantizar la seguridad de sus mascotas y también de las personas que lo rodean.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Abrir chat
¿Necesitas ayuda?